Tag Archives: ValenciaCF

08dic/14
Untitled design

Valencia CF: entre la autocrítica y la autocomplacencia

El Valencia CF volvió a dejarse ayer dos puntos importantes en Granada, dos puntos que habrían mantenido la lucha con los de arriba, me refiero a Sevilla y At. De Madrid los otros dos son inalcanzables, que no fallaron en sus partidos. Pero lo más preocupante, por lo menos para mí, no es la nefasta racha de haber sumado solo dos de los últimos doce puntos en juego; sino que es evidente que el equipo ha perdido la chispa y la frescura del principio de temporada. Ahora el primer tiro entre palos ya no es gol, incluso hay que esperar muchos minutos para que llegue; ya no hay jugadas de ataque vertiginosas al primer toque; André y Parejo ya no parecen tener esa magia para ver el pase antes que los rivales; Otamendi, Mustafi y Alves ya no son infranqueables; el guante de Gayá en los centros ha desaparecido… O quizá todo eso nunca existió y echamos las campanas al vuelo demasiado pronto. Ya se sabe que en Valencia somos así, o vamos a ganar la liga o quemamos la falla a la primera mala racha.

Pero si hay algo que me inquieta mucho más que todo lo anterior sin duda es la falta de autocrítica de Nuno. No conocemos lo que dice en privado, porque gracias a dios las filtraciones interesadas del vestuario a la prensa parecen olvidadas, pero en las últimas ruedas de prensa parece que el portugués ve partidos distintos de los que vemos todos los demás. No me refiero con esto a que tenga que salir y “matar” públicamente a sus jugadores; pero por reconocer que no se ha hecho un buen partido o que la culpa no ha sido de un agente externo no pasa nada. Coincido en que la plantilla del Valencia es muy joven y necesita experiencia y apoyo, el entrenador acaba de llegar como aquel que dice y más de la mitad de la plantilla es nueva. Pero en su discurso público, para no perder la autoridad ante el entorno, Nuno debe encontrar un punto medio entre la autocrítica y la autocomplacencia.

Aunque no todo van a ser malas noticias para este equipo, parece que por fin en este mercado de invierno la secretaría técnica podrá confeccionar la plantilla que tenía pensada para agosto, pero que no pudo ser por las numerosas trabas que se impusieron al proceso de venta. Además un jugador llamado a ser estandarte de este proyecto, como es Álvaro Negredo, se le ve cada día más en forma y en Granada por fin abrió la lata goleadora, esperemos que a partir de ahora lleguen muchos más.

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on TumblrBuffer this pageShare on RedditShare on StumbleUponDigg this
Print this page
04jun/13
destacada_pasandoetiquetas

Pasando de etiquetas

Esta noche, con la junta de accionistas en la que se elegirá nuevo presidente del Valencia a Amadeo Salvo, se inicia una nueva etapa en el conjunto de Mestalla. Un proyecto en el que se puede creer o no, pero puestos elegir ojalá le vayan muy bien las cosas a este nuevo consejo y se pueda llevar adelante el plan “GloVal” porque será en beneficio del Valencia y los valencianistas. Pero me gustaría que este proyecto, encabezado por gente seria y con ganas de hacer bien las cosas, estuviera por encima de etiquetas y de recuerdos o similitudes con épocas pasadas.

Miroslav Djukic será el nuevo entrenador de la primera plantilla tras la espantada de Valverde. La etapa del Txingurri en Mestalla ya es historia, y no de las más afortunadas debido a su salida. Y a la hora de valorar al nuevo técnico nos encontramos con los más optimistas que le catalogan como “el nuevo Benítez” o “el Cholo del Valencia” o los más pesimistas que lo hacen como “el nuevo Pellegrino” o “el nuevo Quique”, y a esto es precisamente a lo que me refería con lo de pasar de etiquetas. Dejemos a Djukic trabajar antes de catalogarle como nada, es más dejémosle trabajar y simplemente cataloguémoslo como Mirsolav Djukic. El serbio no tiene por qué fracasar porque Pellegrino lo hiciera, ni tiene por qué triunfar porque Benítez lo hiciera.

Lo mismo podríamos decir en cuanto al proyecto general de la entidad, nombrado por muchos como el “modelo Borussia de Dortmund”, es cierto que fueron los máximos responsables del mismo los que lo llamaron así. Pero haríamos bien todos en olvidarnos de estas etiquetas y parecidos para centrarnos en el proyecto del Valencia. En que finalmente sea un proyecto viable porque se pueda refinanciar la deuda con Bankia, acabar el estadio e invertir en la cantera para situarla entre las mejores del mundo.

Ahora solo nos queda mirar al futuro con ilusión, ser un poco paciente con el nuevo consejo y el nuevo entrenador, porque de momento lo único que han demostrado son ilusión y ganas, y viniendo de donde venimos a mí me parece más que suficiente de momento, hasta que tengan tiempo para trabajar y valorar lo que han hecho.

Por cierto, y aunque no tenga demasiado que ver, el que no quiera estar en el Valencia porque no se juega la Liga de Campeones: Bon vent y barca nova! Aquí se necesitan jugadores comprometidos y que sepan que tienen que dar siempre el 120%

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on TumblrBuffer this pageShare on RedditShare on StumbleUponDigg this
Print this page
02jun/13
destacada_seacabo

Se acabó

Hace poco menos de 24 horas que terminó la temporada 2012/13 para el Valencia CF, y ya en frío llega la hora de hacer valoraciones:

En lo deportivo la temporada viene marcada por la nefasta primera vuelta del equipo, en la que estuvo más cerca del descenso que de entrar en Europa. Manuel Llorente en una decisión unilateral e irresponsable decidió entregarle el mando del equipo a Mauricio Pellegrino, un entrenador inexperto que fue incapaz de lidiar con los egos del vestuario.

Con la llegada de Valverde el equipo resucitó, sobre todo jugadores que hasta el momento habían aportado más con escándalos extradeportivos que sobre el terreno de juego como Banega o Parejo. Pero esa resurrección no fue suficiente para alcanzar el objetivo de la cuarta plaza, que se acarició en la última jornada, pero que como siempre que se dejan los deberes para última hora, salió mal. Sin embargo algo que no puede olvidarse de cara a la nueva temporada y al nuevo proyecto es la unión que ha vivido de nuevo el valencianismo en la lucha de las últimas jornadas. La afición en cuanto ha notado la mínima señal de lucha por parte de su equipo se ha entregado y se ha ilusionado de nuevo. Una ilusión que durante los últimos cuatro años, y a pesar de los buenos resultados clasificatorios, había desaparecido por completo de Mestalla. Bien harán Salvo y compañía si deciden apostar por esta unión, respetar al valencianismo y volver a apoyarse en ellos para seguir creciendo.

Mención aparte merece el capítulo social, en el que Llorente y sus secuaces dimitieron pero no se van, y se han dedicado durante buena parte del tramo final de la liga a poner palos en las ruedas del carro de la nueva directiva. Desde fijar de forma unilateral los precios de los nuevos pases, hasta intoxicar el ambiente en torno a Valverde pasando por las famosas primas y la negativa a realizar la auditoría.

Sin embargo puede que “comerle la cabeza” a Valverde haya sido el último favor a la causa valencianista del antiguo consejo, ya que si el técnico cacereño iba a marcharse de todas formas por motivos familiares, su última y desafortunada rueda de prensa ha servido para que el valencianismo se sienta engañado; y lejos de lamentarse por la marcha del Txingurri se centra en apoyar al que parece que será el nuevo entrenador Miroslav Djukic. El serbio ahora es visto como “uno de los nuestros”, un entrenador ilusionado con entrenar al Valencia y sobradamente preparado para sacar adelante el nuevo proyecto valencianista.

Este nuevo proyecto encabezado por Salvo desde el consejo de administración y por Aurelio Martínez desde la fundación, se inicia; si nada ni nadie vuelve a jugarle una mala pasada al Valencia y sus aficionados, el próximo martes. Un proyecto que debe aprovechar la debacle de quedar fuera de la Liga de Campeones para limpiar de una vez el vestuario de jugadores poco comprometidos y con egos demasiado grandes para un equipo luchador y poco glamuroso como el Valencia.

A la espera de lo que nos depare la próxima junta de accionistas, en la que espero que no haya más sorpresas desagradables ni personajes que se agarren a su  poltrona, prefiero pensar que este nuevo proyecto GloVal de Salvo puede ser el punto de partida de un equipo que se respete a sí mismo y que sea respetado por hacer las cosas bien.

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on TumblrBuffer this pageShare on RedditShare on StumbleUponDigg this
Print this page